Cómo registrar una obra: sistemas de registro de la propiedad intelectual

Entre las consultas que recibimos habitualmente una de las más usuales es cómo registrar una obra. También para qué sirve este procedimiento y qué efectividad real tiene a la hora de proteger los derechos de autor.

En esta entrada pretendemos informar sobre los distintos sistemas de registro de la propiedad intelectual.

¿Por qué hablamos de sistemas de propiedad intelectual y no solo de registro de propiedad intelectual? Porque si bien el más conocido es el Registro Oficial de la Propiedad Intelectual, existen distintas formas para registrar una obra y distintos sistemas a través de los que puede efectuarse.

Es el autor de esta quien decide cómo, cuándo y por qué registrar una obra. Es decir, el registro es voluntarioNo existe obligatoriedad o imperativo legal de registrar una obra.

Y es importante que sepas que una obra registrada no está exenta de ser plagiada, robada o pirateada. Por el mero de hecho de registrar una obra no pienses que no la podrás encontrar en páginas de descarga no legal.

El registro es eso, un registro, una constancia de la autoría de una obra. No es un mecanismo de control o denuncia de infracciones a la propiedad intelectual.

Lo que se registra es una obra, no una idea, y esto se debe a que la Ley de Propiedad Intelectual no protege ideas sino solo las expresiones de estas.

Para registrar ideas existen las patentes y marcas, que se rigen bajo el derecho mercantil, a través de la Propiedad Industrial, y no por el derecho civil, como sí lo hace la propiedad intelectual.

Por otro lado, cuando se habla de obra esta se entiende en sentido amplio, no solo de “un libro”. Esto es, que una obra puede ser una entrada en un blog, un artículo para una revista, una fotografía, una pieza musical, un cuadro, y un largo etcétera. Conclusión: cualquier expresión de una idea es una obra.

Sistemas disponibles para registrar una obra

A %d blogueros les gusta esto: