Certificaciones RSE

5

La gestión ética supone el compromiso voluntario de las empresas con el desarrollo de la sociedad y la preservación del medio ambiente, así como un comportamiento responsable hacia las personas y grupos sociales con quienes interactuan.
Las empresas que persigan la excelencia en la gestión y busquen los niveles más altos de rentabilidad y competitividad, deben saber que la innovación en la gestión va por este camino.

A través de ella las empresas se conciencian del impacto de su acción sobre todos los grupos de interés y expresan su compromiso de contribuir al desarrollo económico, a la vez que a la mejora de la calidad de vida de los trabajadores y sus familias, de la comunidad local donde actúan, de la sociedad en su conjunto y del medio ambiente.

Una de las grandes preguntas que se hacen las empresas en cuanto a responsabilidad social es ¿Qué herramienta o iniciativa he de usar para poder gestionarla?

Para los más avezados en el tema, la cuestión puede carecer de fondo, sin embargo, para aquellas compañías que comienzan en esto, es verdaderamente confuso el escuchar de Pacto Mundial, GRI, Directrices de la OCDE, ISO26000, Distintivo ESR, AA1000, etc.

Elementos RSC

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) se está abordando desde distintos ámbitos de actuación claramente definidos: Financiero, Medio ambiental, Corporativo, Equipo humano y Acción Social.

La Conciliación Empresa – Persona tiene un impacto directo sobre el ámbito del Equipo humano (interno) y la Sociedad y por tanto, se trata de un eje trasversal de actuación para las distintas políticas públicas y/o empresariales.

Para que sirve generar políticas para favorecer la flexibilidad de horarios en las empresas si no se actúa sobre la movilidad en el territorio o los horarios de los propios servicios públicos.

Para que sirve asegurar que una empresa gestiona a la perfección su impacto medioambiental si no es capaz de asegurar que se respetan los derechos humanos de todos sus trabajadores/as.

Las políticas no deben ser puntuales sino que el compromiso que requiere la responsabilidad Social se traduzca en soluciones sostenibles independientemente del momento temporal.

La certificación en materia de conciliación depende exclusivamente de la existencia de procedimientos que aseguren la gestión, la medición de resultados y la auditoría de los mismos.

Sociedad

La Responsabilidad Social Corporativa es un pacto de la Empresa con la Sociedad que es quien recibe una parte del valor que aporta la Empresa.

Este pacto tiene beneficios recíprocos ya que la Sociedad generalmente aprecia el compromiso empresarial pero debe iniciarse de forma activa por parte de la propia Empresa.

La Empresa no puede esperar a que la legislación o el entorno jurídico marque unas obligaciones puesto que entonces no es un pacto sino una obligación. La Empresa debe ser capaz de detectar las demandas de la Sociedad y anticiparse.

La Conciliación es actualmente una demanda clara de la Sociedad y las Empresas son plenamente conscientes, pero falta canalizar esfuerzos y optimizar su gestión.

Factor humano

El Factor Humano es un término que engloba un espectro muy amplio de conceptos pero que claramente tiene una orientación hacia las personas internas o externas que trabajan con o para la Empresa.

En este ámbito puede incluirse:

– Derechos humanos.

– Clima laboral.

– Satisfacción empleados.

– La gestión del conocimiento.

– Capital humano.

– Diversidad.

– etc…

Las políticas de conciliación tienen un efecto transversal sobre los distintos ámbitos relacionados con las personas, de ahí la importancia y relevancia como elemento clave para la Responsabilidad Social Corporativa.

Sostenibilidad

La sostenibilidad en las políticas de conciliación es un elemento fundamental para asegurar que la Responsabilidad es un compromiso a largo plazo y no una solución temporal.

Todas las personas no son iguales y no tienen las mismas necesidades y además, estas necesidades van cambiando a lo largo de las etapas laborales de cada persona y de las situaciones familiares que va encontrando a lo largo de su vida, por tanto la gestión de la conciliación debe tener en cuenta este contexto para que pueda considerarse sostenible.

La certificación en la gestión de la conciliación o la Responsabilidad Social Interna se consigue cuando la organización dispone de procedimientos que aseguran la gestión sostenible y por tanto la medición de los resultados y la posible auditoría de dichos resultados y procedimientos.

Algunos certificados:

Disponemos de procedimientos, metodología y herramientas que van encaminados a que las organizaciones dispongan de gestión integral y está homologada para preparar a las organizaciones cara a su Certificación con diversas entidades.

Si lo desea le podemos realizar un análisis detallado del tiempo y costes GRATUITO y SIN COMPROMISO.

a
A %d blogueros les gusta esto: